Era pastor de una iglesia y en su tiempo libre era un enfermo homie que ya fue capturado

Noé Ulises Aragón fue capturado en el momento menos pensado, ya que este se dedicaba a ser pastor de una iglesia, pero solo para despistar a la policía; fue denunciado por irse físicamente en contra de la voluntad de una menor de edad que se encontraba durmiendo.

Los policías lo han topado y ahora tendrá que pagar ante la justicia al menos 8 años por enfermo contra una menor; además resultó ser un miembro activo de las pandillad, y quizás su condena aumente a al menos unos 30 años.

Sin duda alguna el gobierno está haciendo justicia y los delincuentes pagando por todo el mal que han hecho; en los tiempos de antes estos delitos quedaban en la impunidad, pero ahora la joven puede tener la seguridad de que este enfermo no la va a volver a molestar.

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.