Vendía tortas en el barrio pero en realidad era un homie que cobraba la renta a comerciantes

Un homie intentó durante mucho tiempo pasar desapercibido ante las autoridades salvadoreñas por tener un puesto en el Barrio Candelaria, donde vendía tortas; pero realmente era un colaborador de grupos delictivos y su trabajo era mantener presionando a los comerciantes de la zona, a quienes les cobraba la renta.

Así lo informó la Policía Nacional Civil a través de su cuenta de Twitter, señalando que este angelito mejor conocido cómo alias «El chino» podría pasarse unas cuantas décadas en prisión; por pertenecer a uno de los grupos que operan en el país y allí pagará por todos los días grises que les hizo vivir a los trabajadores comerciantes honestos a quienes vivía hostigando.

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.